Historias de éxito

Erica López, Bibi’s Threading Salon

Después de un divorcio y la pérdida de su participación en un negocio de seguros, Erica López regresó a su ciudad natal de Watsonville como madre soltera con poco dinero y opciones limitadas. Sabía que no quería trabajar por otra persona, que quería comenzar su propio negocio. Trabajaba en dos lugares para ahorrar dinero para invertir en su negocio, mientras se preguntaba: “¿Qué falta en Watsonville y qué negocio puedo comenzar con la pequeña inversión que he ahorrado?”

Recordó haber hablado con el dueño de una empresa pequeña en Oxnard cuando estaba casada y pensó que ese tipo de negocio, un estudio de diseño de cejas, funcionaría en su ciudad natal. A través de una amiga se conectó con El Pájaro CDC y solicitó una de los dos lugares vacantes en la incubadora Plaza Vigil. Fue aceptada en el programa y en 2014, después de participar en un curso de planificación empresarial de 13 semanas y recibir asistencia inicial de los consultores y el personal de El Pájaro CDC, abrió su salón ella sola.

Bibi’s Threading Salon fue un gran éxito, y López está trabajando para abrir su segunda ubicación en Salinas, lo que duplicaría la cantidad de empleados que tiene actualmente. La depilación con hilo es un proceso antiguo de depilación en el que se elimina el vello facial no deseado mediante el uso de hilo de algodón retorcido para extraer el vello del folículo. Se considera la mejor alternativa a depilación con cera o pinzas, especialmente para pieles sensibles.

Después de abrir el salón en Salinas, buscará expandirse a Gilroy y luego a la península de Monterey. También está investigando una marca de línea de cosméticos relacionados con las cejas y su objetivo final es crear una franquicia.

Al crear trabajos de nivel de entrada para estudiantes y miembros de la comunidad con obstáculos para el empleo, López ha proporcionado una alternativa al trabajo en el campo. Como nativa de Watsonville y empresaria latina con la misión de hacer crecer su negocio, también está proporcionando un modelo positivo para las jóvenes de la comunidad.

Erica López es una empresaria proactiva que aprovecha cualquier oportunidad para aprender, y desarrolló una estructura y un proceso replicable para capacitar a los empleados y administrar las operaciones, todo lo cual fue diseñado con el objetivo de franquiciar en mente.

También ha asumido un papel de liderazgo como presidenta de la Asociación de Comerciantes de Plaza Vigil, ayudando a guiar sus actividades de márketing y publicidad.

Historias de éxito