Historias de éxito

Vicente Quintana, El Nopalito Produce

Con una caja de 30 libras de pencas de cactus (nopales) y su cocina en casa, Vicente Quintana comenzó un negocio, El Nopalito Produce, que ahora emplea a 10 trabajadores, procesando 10,000 libras por semana y distribuyéndolas en más de 30 mercados en todo el centro de California.

Si bien los nopales son un alimento básico de la cocina mexicana, primero deben pizcarse, pelarse y cortarse antes de venderse. En la actualidad, gran parte de este trabajo lo hacen máquinas, pero Quintana no quería hacerlo de esa manera, prefiriendo hacer todo el trabajo a mano.

El esfuerzo adicional vale la pena. Los mercados que venden sus nopales dicen que su calidad mantiene a los clientes más exigentes regresando y que tienen una vida útil más larga que la variedad procesada a máquina. Su calidad es tan buena que algunos mercados venden El Nopalito Produce exclusivamente.

Quintana sabía que no podía operar desde su cocina si quisiera hacer crecer su negocio, pero alquilar un espacio más grande y comercializar el producto a gran escala necesitaría más experiencia en temas como inspecciones, licencias y planes comerciales y de márketing.

Los Nopalitos Produce

Ahí es donde entró el CDC de El Pájaro. Asistió al programa de capacitación de 13 semanas de El Pájaro, completó su plan de negocios y ha sido un cliente regular, regresando por ayuda con cosas como códigos de barras y cómo formalizar su negocio.

En 2013, se unió al programa de incubadora de cocinas comerciales de El Pájaro, utilizando el espacio más grande de cocinas comerciales para construir su negocio.

“El mayor beneficio que ha obtenido de El Pájaro CDC es poder obtener toda la documentación adecuada y todo lo que necesita para que su negocio funcione de manera legítima”, dijo Cesario Ruiz, gerente de las instalaciones de la incubadora de cocinas. Cesario estima que Vicente ha recibido innumerables horas de apoyo individualizado de El Pájaro.

Quintana espera expandirse a los mercados principales con una línea de ensaladas preparadas y capitalizar los beneficios para la salud y la novedad del producto al expandirse a mercados nacionales como Whole Foods y otros supermercados y puntos de venta de alimentos.

“Está en medio del desarrollo de un producto que se mantendrá en el congelador y seguirá brindando la consistencia y la calidad adecuadas al consumidor final”, dijo Cesario. “Es emocionante ver cómo su entusiasmo no se detiene, continúa avanzando”.

En 2016, Quintana fue ganador del premio Faces of Entrepreneurship (Rostros de Emprendimiento) de la Asociación de California para la Oportunidad de Microempresas (CAMEO), y en las oficinas de El Pájaro su apodo es “Don Nopal” o “Cactus King” (El Rey del Cactus). Al ritmo que va, ese título no está muy lejos.

Historias de éxito